X

Médicos en Estados Unidos curan a niño que al nacer se infectó de VIH

Autor | Redaccion 4 Marzo, 2013 Vistas: 1616

En un caso que podría marcar un antes y un después en la historia del VIH y el SIDA, un niño de 2 años, residente en Estados Unidos, resultó curado de la infección de este virus.

Budding of HIV virus from cell tissue

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es probablemente uno de los más letales conocidos en los últimos tiempos, causante de la lamentable enfermedad del SIDA que, por desgracia, también puede transmitirse de madre a hijo en el momento del parto.

Esta última forma, sin embargo, tiene amplias posibilidades de encontrar una cura definitiva ahora que se dio a conocer el caso de un pequeño que, gracias al tratamiento de sus médicos, parece que ha quedado libre del virus.

Sin revelar datos de identidad del paciente, el anuncio se dio en el marco de la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas que se celebró en Atlanta, Estados Unidos, en donde Hannah Gay, responsable de la salud del niño, relató cómo al nacer este se tomó la decisión de inyectarle tres retrovirales distintos, en vista de que su madre no había recibido tratamiento contra el VIH durante todo su embarazo. En Estados Unidos, el protocolo usual es administrar solo un medicamento con el fin de evitar la infección del recién nacido.

Durante las primeras semanas posteriores al nacimiento, el equipo médico se sorprendió al descubrir el estatus de “funcionalmente” curado del menor, una definición que se da a las personas que todavía conservan algunos residuos de VIH en su cuerpo pero no en cantidad suficiente como para multiplicarse.

Durante el primer año de edad, el niño y su madre acudieron a la clínica del centro médico de la Universidad de Mississippi para recibir atención y tratamiento. Sin embargo, con el tiempo la mujer dejó de llevar a su pequeño, dejando pasar 18 meses sin que el niño consumiera las medicinas prescritas.

Al llegar a los 2 años y medio de edad y durante todo este tiempo sin medicamentos, los doctores pronosticaban una vuelta del virus, sin embargo, tuvieron que admitir el error de su predicción al verificar que incluso los exámenes más sensibles mostraban que el niño estaba prácticamente libre de VIH.

Además de tener una esperanza de vida promedio y no tener que volver a tomar medicamentos contra el VIH, las probabilidades de que el paciente vuelva a infectarse de VIH son mínimas.

Ahora queda por aclarar con precisión cuál fue el efecto positivo del tratamiento que suscitó la cura, con lo cual este podría repetirse en otros recién nacidos que por desgracia se contagian de VIH.

[Guardian]

Comentarios

Escribe un comentario