Rizadores para un peinado perfecto

Para algunos puede parecer anticuado, pero el uso de rulos, tan querido por nuestras mamás, sigue siendo uno de los mejores métodos para un cepillado duradero y barato en casa. ¡Aquí están los consejos para obtener un gran resultado!

Tamaño

En primer lugar, elige el tamaño del rizador en función del tipo de peinado que quieras hacer y del largo de tu cabello

  • Si tu cabello es muy largo, más allá de los hombros, opta por rizos anchos (de lo contrario nunca podrás enrollar todo el cabello).
  • La misma elección se debe hacer si desea un cabello liso y voluminoso.
  • Si tiene el cabello corto, use rulos estrechos.
  • La misma opción si quieres rizos.
  • Si tienes el pelo hasta los hombros, usa rizos medios.

Para simplificar, recuerde que el tamaño del rizo que obtendrá dependerá del tamaño de los rizadores que utilice: cuanto más estrechos sean los rizadores, más estrecho será el rizo y bien definido.

CÓMO USARLOS

Para que el resultado sea óptimo, hay que saber utilizarlos bien.
Opte por los rulos auto-bloqueantes o auto-adhesivos para ser usados sin horquillas: son mucho más fáciles de poner.
Si has elegido usar rulos comunes tienes dos posibilidades

  • En cabello húmedo o mojado, si tienes cabello liso o poco crespo.
  • En cabello seco, si tienes cabello muy encrespado

Peina tu cabello y divídelo en mechones. Levanta cada mechón y coloca el rizador a la altura de las puntas (sin olvidar las puntas, si no quieres verlas ir en dirección contraria al rizo). Si sólo quieres dar un movimiento redondeado a la longitud, puedes poner algunos rizadores en esta zona específica. En general, te aconsejamos que pongas en medio de la cabeza los rizadores y los ligeramente más estrechos.

Si el pelo está todavía húmedo o mojado, deja que el secador de aire termine y mantén los rizadores al menos 3/4 horas.

Una vez liberado el cabello, puedes decidir peinarlo para darle más volumen y un ligero efecto ondulado; si quieres mantener el efecto de “ondas definidas”, fija el peinado sólo con un hilo de laca. Si no tienes mucha paciencia, puedes poner rulos en el cabello seco, humedeciéndolo sólo un poco con productos como mousse o laca. En tan sólo 10-15 minutos, tendrás el movimiento deseado, sabiendo que el efecto no durará… Si, por el contrario, dispones de rulos térmicos, puedes aplicarlos sobre el cabello seco tantas veces como quieras.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Related Articles